Las válvulas mariposa son las más utilizadas en el mundo. Son ligeras y fáciles para ser manejadas. En las plantas de hormigón se colocan a la salida de silos, tolvas, básculas y sirven para interceptar también el polvo en sistemas de transporte neumático. Las válvulas mariposas, de simple brida o de dos bridas, están formadas por dos semi-cuerpos de aluminio y por un disco de cierre recubierto en syntal. Disponible adaptador de aluminio para válvulas con dos bridas.